Adicciones

  • Drogas y sus Efectos
  • Evalua tu Nivel de Riesgo
  • Habilidades de Prevencion
  • Tratamientos

Habilidades de Prevención

Son habilidades que te permitirán enfrentar eficazmente a las demandas y desafíos de la vida cotidiana para mantener un estado de bienestar físico, emocional, intelectual y social. Algunos de los objetivos del aprendizaje de las habilidades para la vida son:

Reforzar
  • El conocimiento ya existente
  • Las actitudes y valores positivos
  • Las conductas pro-sociales y saludables
Combatir
  • La desinformación
  • Los mitos
  • Las actitudes negativas
  • Las conductas de riesgo como el uso de sustancias
    adictivas, el sexo inseguro o los actos de violencia


Para efectos prácticos, dividiremos las habilidades para la vida en tres: habilidades sociales, habilidades cognitivas y habilidades para el control de emociones. Sin embargo, es importante recordar que son dimensiones que se interrelacionan con frecuencia, ya que en una misma situación podemos hacer uso de varias de ellas.

Habilidades Sociales

Estas habilidades te permitirán relacionarte adecuadamente con las personas con el fin de mejorar la convivencia social y así evitar relaciones conflictivas.

Habilidades cognitivas

Son un conjunto de procesos mentales cuyo objetivo es que integremos la información adquirimos a través de los sentidos en una estructura de conocimiento.

Habilidades para el control de emociones

El desarrollo de estas habilidades implica reconocer las emociones propias y las de los demás, siendo conscientes de cómo las emociones influyen en el comportamiento y siendo capaces de responder a éstas apropiadamente. El control apropiado de las emociones en una situación difícil permite manejar y resolver de mejor manera la problemática.