En AJ se promueven estilos co-constructivos de comunicación que favorecen el desarrollo y el aprendizaje. Éstos incluyen formas de conversación en donde los alumnos aportan puntos de vista y consideran los de otros de manera reflexiva, confrontan ideas divergentes buscando llegar a acuerdos, brindan explicaciones y justificaciones, realizan críticas constructivas y se responsabilizan de las decisiones grupales.

La comunicación co-constructiva permite a los niños alcanzar un desarrollo conceptual para comprender diversos contenidos académicos, así como integrar las perspectivas de los otros para tener una interpretación más amplia de la realidad. La importancia de fomentar estos estilos de comunicación va más allá del aula, pues representa la base para la construcción de relaciones de respeto en donde las diferencias se resuelvan con base en la escucha, la tolerancia a la diversidad de ideas y la negociación. Estos estilos de comunicación a su vez pueden contribuir, a mediano plazo, a la formación de ciudadanos que puedan participar en una sociedad democrática.