Uno de los objetivos de AJ es que los alumnos desarrollen habilidades para ser competentes en la búsqueda, identificación, selección, sistematización y evaluación de la información de fuentes impresas y electrónicas. Para esto, se propicia que los niños conozcan las características de distintas fuentes de información (enciclopedias, revistas, Internet), y las formas más efectivas de búsqueda en cada una de ellas. También se favorece el uso de estrategias de síntesis y organización, así como la evaluación de la información de acuerdo con algunos criterios como el de confiabilidad y pertinencia.

En AJ, acorde con el auge de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), se plantea un uso funcional y significativo de dichos recursos. En este sentido, las tecnologías contribuyen a la realización de proyectos y actividades como una herramienta más que puede utilizarse de forma flexible y pertinente, de acuerdo a distintos propósitos. Por ejemplo, en la realización de una conferencia, en la elaboración de un boletín escolar o en el desarrollo de una investigación.